Diferencia entre fenómeno natural y desastre
15 febrero, 2017
Los tradicionales carnavales de estos tiempos
1 marzo, 2017

Compartir

Idoneidad y transparencia universitaria

El día domingo 760 ciudadanos, la mayoría jóvenes, se despertaron muy temprano para poner a prueba su nivel de preparación en el proceso de admisión 2017 – I de la Universidad Nacional de Tumbes. Grande (y mala) fue la sorpresa que se llevaron al ser informados de la postergación del examen.

El argumento que se les dio, ratificado por el Rector en los medios locales, es inverosímil: todas las fichas tenían el mismo código, lo que hacía imposible procesar los resultados. La comisión encargada del proceso de admisión, según lo informó la autoridad, tomó la decisión de no continuar con el proceso.

En un escueto comunicado se hizo de conocimiento de los postulantes y padres de familia que “al haberse presentado problemas técnicos relacionados con las fichas ópticas, de momento insalvables, y en aras de la idoneidad y transparencia”, el Consejo Universitario declaró “NULO” el examen de admisión, programando nueva fecha para el próximo domingo, ofreciendo las disculpas por los inconvenientes “causados, [sic] por fuerza mayor”.

¿Fuerza mayor? Pues, independientemente de que las razones sean o no válidas, lo acontecido revela un hecho imposible de ocultar. Nuestra universidad, como la mayoría de instituciones, necesita con urgencia ordenar sus asuntos internos, pues los problemas que algunos estudiantes acusaron alguna vez, hoy hasta dificultan llevar a cabo un proceso de admisión.

Por las mentadas idoneidad y transparencia, lo menos que la comunidad estudiantil y aspirantes a nuestra casa de estudios merece –además de las disculpas- es una explicación coherente, la identificación de los responsables y la correspondiente sanción. (Ah, y que toda la información sobre el proceso de admisión esté disponible en la página web).


Texto publicado en Diario Correo Tumbes (22.FEB.2017)

MC.
MC.

Nací en #Tumbes, una región pequeña que cabe en el corazón. Convencido: el mundo puede ser un lugar mejor